miércoles

EL PERFUME DE FUEGO DE SUS ROSAS ROJAS

SERIE ROSA ROJA
FRAGMENTO Nº 8
Autor del escrito y diseño Gráfico de imagen: Eliad Jhosué Villarroel
Ella llegó como embriagante olor a mi memoria, se introdujo paulatina en las neuronas y plácida las convirtió en un amasijo de su angustia desenfrenada.

Ella bebió del licor de mi masa gris y fabricó un alambique de sensaciones púdicas, doblegó los recuerdos y los muto a situaciones nunca antes preconcebidas, hipnotizo la vida apacible y perturbó con fuego tardío su espejo cristalino.

Ella enturbió el océano creado con manantiales dulces y derrumbo con su mirada salvaje, el cándido oleaje de su locomoción descarrilada. Fue allí cuando interrumpió la sensación lírica, la caricia elevada y el desdén por las rosas rojas.

Llego pérfida con su ramal de Rosas Rojas y rociadas con la fragancia de su perfume, incrusto con decencia sutil su perfil oscilante en las retinas acaloradas. Una fiebre se incrusto como anzuelo en la carne enrojecida y gruesas gotas de sudor se petrificaron en la ausencia y sus manos construyeron un nido de aventuras escarpadas.

Una luz ámbar barrió la estancia, esculpiendo doseles invertidos, entre mis triunfos encendidos, una miscelánea de flores antiguas con el olor de su cuerpo húmedo, se coló frágil y enloquecido en los recuerdos nuevos y un fósil culebreado rasgo los sentidos estupefactos.

Ella es el ensamble perfecto en mi existencia y aun no logro exprimirla de la memoria, se quedo aquí, como el perfume de fuego de sus rosas rojas…